Vagón limpiavías

Construcción de un vagón limpiavías

En el anterior artículo presenté el limpiador de ruedas e hice referencia al tema de los vagones limpiavías.

Pues bien, después de darle vueltas al asunto, me decidí a fabricar uno que aquí os presento.

Un vagón “americano” de Bachmann que tenía en desuso y unos protectores de fieltro autoadhesivo de los utilizados para las patas de las sillas, son los primeros componentes que me hicieron pensar en este nuevo “invento”.

———– oo0oo ———–

Una vez desmontado el vagón, he eliminado la parte central de su base para dejarlo más corto.

———– oo0oo ———–

Con placa de fibra de vidrio de la utilizada para los circuitos electrónicos he preparado las dos piezas que aquí veis.

La de la izquierda, de forma rectangular, con un tubo de latón de 3 mm. de medida interior soldado en el centro. Se le han practicado cuatro orificios para su fijación al vagón.

La de la derecha, con un tornillo de 3 mm. de diámetro y una de las almohadillas autoadhesivas en la parte inferior.

———– oo0oo ———–

En la base metálica del vagón he preparado los agujeros para la fijación de la placa rectangular. También he hecho otra pieza que será la bancada del pequeño motor que vamos a utilizar.

———– oo0oo ———–

Todo montado para las primeras pruebas.

Se aprecia el pequeño muelle introducido en la parte inferior para que la almohadilla este siempre haciendo presión sobre la vía.

———– oo0oo ———–

El motor está soldado a la pieza de la bancada y mediante un sin fin acciona el engranaje roscado en el extremo superior del tornillo que soporta la almohadilla.

———– oo0oo ———–

En esta foto lo vemos con más detalle así como los tornillos que hacen un “sándwich” con todas las piezas dandole bastante rigidez al conjunto.

———– oo0oo ———–

Dado que este tipo de vagones no viene provisto de enganches normalizados NEM, he tenido que hacer un hueco en ambos extremos para alojar estos de la firma Fleischmann. Están pegados con cianocrilato teniendo especial cuidado de no obstaculizar el movimiento del mecanismo.

———– oo0oo ———–

Ahora pasamos a crear las tomas de corriente.

Como en casos anteriores (iluminación interior, por ejemplo), preparamos unas piezas pequeñas de placa de circuito y las láminas de cobre que tomarán la corriente de las ruedas.

———– oo0oo ———–

Aquí vemos como queda una vez montado.

———– oo0oo ———–

Los cables que provienen de ambos bogies alimentan una placa donde a su vez están conectados los cables del motor.

———– oo0oo ———–

Parte inferior del vagón con todos sus componentes. Nótese como después de las primeras pruebas la almohadilla ya muestra restos de suciedad.

———– oo0oo ———–

Colocado en la vía y listo para entrar en servicio.

Pero el aspecto que tiene no es precisamente bueno. Habrá que hacer algo…

———– oo0oo ———–

Un poco de imaginación, cerillas gigantes, el cutter y a trabajar.

———– oo0oo ———–

De la carcasa original del vagón, cortamos unas piezas de lugares estratégicos para aprovechar el relieve. Con ellas montamos el marco que vemos en primer plano.

———– oo0oo ———–

Con las cerillas he contruido una especie de cajón hueco que servirá para “vestir” nuestro invento.

———– oo0oo ———–

Esto va pareciendo un vagón plataforma cargado de vigas de madera.

———– oo0oo ———–

Si además lo pintamos un poco, le añadimos los teleros con cables de amarre y unos topes, el resultado mejora bastante.

———– oo0oo ———–

Como veis, no se trata de hacer una reproducción fidedigna de ningún vagón en concreto sino de dar un aspecto razonable a nuestro limpiavías casero.

Las opciones de hacer algo parecido con otros vehiculos son infinitas. Solo es cuestión de ponerse a trabajar y el resultado siempre será satisfactorio aunque solo sea por el hecho de haberlo creado nosotros mismos.

  • Whatsapp
  • Tweeter
  • YouTube
  • Correo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su uso. Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies