Motor para desvíos “reciclado”

Algunos aparatos “tecnológicos” bien reciclados nos pueden aportar soluciones

Vamos a construir un motor para los desvíos, que a diferencia del creado anteriormente, es más simple de hacer aunque de mayor tamaño. Esto no será inconveniente si los usamos en zonas de la maqueta en las que dispongamos de espacio. Para ello tendremos que buscarnos viejos lectores de CD de los usados en los ordenadores. Yo he conseguido varios preguntando en comercios del ramo. Da igual que no funcionen porque la parte que nos interesa casi nunca se avería.

———– oo0oo ———–

Una vez abierto nos encontramos con más o menos esto. Hay que tener en cuenta que cada fabricante tiene un diseño distinto de los mecanismos pero básicamente hay dos partes: La zona que hace girar el disco y efectúa la lectura de este (zona del chasis blanco) y el mecanismo de extracción de la bandeja portadiscos. Es esta última la que nos interesa.

———– oo0oo ———–

Aquí vemos con más detalle la zona a la que me refiero. Hay que desmontar todo lo que sea mecanismos o piezas accesorias para quedarnos solo con lo que nos interesa.

———– oo0oo ———–

El sistema es bien simple. Un pequeño motor que mediante un tornillo sin fin engrana con una rueda dentada que hace desplazarse la pieza que aquí vemos desmontada. Otros modelos tienen estos engranajes dispuestos de distinta manera pero al final todos buscan el mismo fin: mover una pieza de derecha a izquierda.

———– oo0oo ———–

Separamos la parte que vamos a utilizar del resto del chasis.

———– oo0oo ———–

Aparte del mecanismo vamos a necesitar las piezas que aquí vemos. Las cuatro de la izquierda son de plástico, recortadas del chasis de una vieja impresora. Este tipo de plástico se trabaja con mucha facilidad y pega muy bien con adhesivo instantaneo (SuperGlue o similar). A continuación vemos dos trozos de alambre de cobre de 1 mm de diámetro, una pieza de placa de circuito impreso con unos cortes, dos laminas de cobre de 0,1 mm de grueso y dos diodos 1N4001 o similar.

———– oo0oo ———–

Soldamos las piezas de cobre de esta manera cuidando que queden aisladas unas de otras. Las láminas exteriores hay que forzarlas un poco para que hagan contacto con los alambres.

———– oo0oo ———–

Buscamos el sitio más apropiado y pegamos la pieza en forma de escuadra al chasis del mecanismo. A continuación pegamos sobre ella la pieza de los contactos a la que ya habremos colocado los diodos.

———– oo0oo ———–

En esta foto vemos como hemos colocado la pieza pequeñita de plástico blanco de forma que actúe sobre las láminas de cobre cuando se desplaza la parte móvil del mecanismo. Las láminas se han doblado en sus extremos para conseguir que la pieza blanca las desplace en su justa medida.

———– oo0oo ———–

En el lado derecho vemos una pieza blanca que se ha colocado a modo de tope para limitar el movimiento hacia ese lado de la parte móvil. El esquema de conexiones lo veremos más adelante.

———– oo0oo ———–

VIsta general del conjunto.

———– oo0oo ———–

En el lado opuesto hemos colocado la pieza que mediante un pequeño agujero moverá el alambre que actúa sobre el cambio de aguja.

———– oo0oo ———–

Con alambre de acero de 0.8 mm (cuerda de piano, de venta en ferreterías) preparamos esta pieza que transmitirá el movimiento al cambio de agujas.

———– oo0oo ———–

Para que este “clip” de alambre traspase el tablero de base hemos practicado dos taladros. El de el lado izquierdo es de 6 mm. para que el alambre tenga movilidad suficiente al cambiar la aguja de posición. El de el lado derecho es de 1 mm. y permite que el alambre gire en su interior sin problemas.

———– oo0oo ———–

Cuando la vía esté terminada de decorar, nuestro alambre pintado de oxido quedará perfectamente integrado en el conjunto y apenas visible. Además, este sistema permite actuar manualmente sobre el desvío sin forzar el motor.

———– oo0oo ———–

Por la parte inferior apreciamos el alambre que hemos doblado hasta quedar paralelo al tablero y colocado en el orificio que hicimos en la pieza blanca. Todo el conjunto lo hemos colocado en la posición idonea para que el movimiento del mecanismo sea suficiente para mover el desvío con seguridad pero sin forzarlo.

———– oo0oo ———–

En primer plano vemos el agujero de 6 mm. por el que aparece el extremo del alambre que mueve el desvío. Aprovechamos éste para accionar un conmutador que encenderá en el cuadro de mandos un indicador de la posición del desvío. Con este sistema, si por cualquier motivo el motor no funcionara o hubiera un fallo en el mecanismo, el indicador del cuadro nos marcará la posición real del desvio a pesar de que este activado el mando del motor.

———– oo0oo ———–

El esquema eléctrico es muy simple. La pequeña placa de circuito impreso con sus contactos y los diodos montados como se ve.

El inversor de polos lo montamos en el cuadro de mandos y en función de su posición, el desvío se moverá a un lado o al otro.

Dependiendo de los engranajes del mecanismo, el motor hará moverse a éste en un sentido u otro de manera que cambiaremos la polaridad de entrada en el motor según nos convenga.

  • Whatsapp
  • Tweeter
  • YouTube
  • Correo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su uso. Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies